Lunes, 01 Julio 2019 00:00

Esfera Pública.

Por: Christián Gutiérrez.

Michoacán y sus números.

Los números son fríos y te muestran una fotografía nítida de un acontecimiento.

Michoacán mejora en seguridad pública, más allá de la percepción que se genera en el cerebro de las personas, la cual por cierto, puede o no coincidir con los números.

De acuerdo a las cifras que presenta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Michoacán se aleja de las entidades del país que más delitos registran, lo cual alienta, pero no debería nublar la vista de ningún gobernante.

Por ejemplo, en el mes de mayo de 2019, Michoacán aparece en el lugar número 10 -de 32 entidades federativas-, con número de presuntos delitos por cada 100 mil habitantes (82.8). Es decir, nuestra entidad aparece mejor posicionada que 23 entidades de la República Mexicana, entre las cuales destacan por sus números de violencia: Colima (293.1), Querétaro (264.4), Aguascalientes (258.3), Quintana Roo (242.6), Ciudad de México (242.5), México (170.2), o Jalisco (158.9), por citar siete ejemplos de la lista. Nuestra entidad, registra una incidencia de 82 delitos por cada 100 mil habitantes, muy por debajo, inclusive, de la media nacional, que es de 143.2.

Y en el mismo mes de mayo 2019, en presuntos delitos del orden común, Michoacán aparece en el lugar 18 de 32 entidades de la República, con 3,902 presuntos delitos, siendo superado por México (30,364), Ciudad de México (21,250), Jalisco (13,159), Guanajuato (12,246) y Baja California (8,814), por citar los primeros cinco sitios. Dicho en otras palabras, Michoacán se ubica dentro de la mitad de estados de la República con menos delitos del orden común.

Sin duda, estas cifras recientes alientan y ofrecen un panorama del trabajo que se está realizando, sin embargo, tampoco es posible dejar de lado la famosa percepción en la gente.

¿Qué percibe la gente? Cuando se le pregunta a la gente sobre cómo aprecian a Michoacán en seguridad pública, suelen decir que lo aprecian mal; con violencia.

La diferencia que representan los números que ofrece el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la percepción en el cerebro de las personas, tendría que ser algo sencillo de comprender, pero en realidad no lo es y me gusta explicar el por qué, desde las ópticas de la neurociencia, la economía conductual y la psicología cognitiva.

De hecho, cada semestre doy una ponencia en la maestría en Comunicación en una Universidad privada de Morelia y me gusta llevar precisamente este tema. Así por ejemplo, a los estudiantes les explico lo que significa el “Sesgo de Confirmación”, el cual se puede entender como: la tendencia de una persona a favorecer la información que confirman sus suposiciones, ideas preconcebidas, o hipótesis, independientemente de que estas sean verdaderas o no. En palabras más sencillas: entre más noticias vea, lea o escuche una persona; entre más comentarios escuche o entre más chismes le trasfieran sobre violencia en Michoacán -sea o no verdad-, más se inclinará por creer y confirmar esta información; ¿por qué? porque el cerebro da por real lo que le parece más familiar (información cercana) y aquello que le permite ahorrar mayor energía. Con neurociencia, hoy sabemos una cosa: el cerebro humano gasta energía en razonar. Discernir si una información es real o no implica pensar, por lo tanto, implica gastar energía y el cerebro elige el camino más fácil.

En fin, me parece que el Gobernador de Michoacán se equivocaría si se confía y piensa que todo está ganado en materia de seguridad pública con estos números.

En realidad, esta buena tendencia y números, tendrían que mantenerla los gobiernos de Michoacán, los municipales y el federal, porque si no se unen, nada se logrará, ni aún con la llegada este día de la Guardia Nacional.

¿Entonces, me quedo con la percepción o con los números?.

Prefiero aplicar neurociencia, detenerme a razonar y quedarme con los números. Y a los gobiernos, les sugeriría utilizar neurocomunicación, para generar tranquilidad al cerebro de las personas. Es a éste, al que se debe convencer y sí es posible. 

* El autor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Ciencia Política, de maestría en Neuromarketing, así como de licenciatura en Derecho.

Comparte
Visto 111 veces

¡REGÍSTRATE AHORA!

y recibe gratis los artículos de nuestros especialistas.

  Mail is not sent.   Your email has been sent.
Usamos cookies para agilizar el sitio acepta para el buen funcionamiento Cookie policy. I accept cookies from this site.Agree