Martes, 23 Abril 2019 00:00

Prospectiva.

Por: Ernesto Núñez Aguilar.

La ruta de la seguridad en México.

Desde hace más de 15 años la seguridad ha sido un problema de la agenda nacional, por su importancia y su decadencia, gobierno tras gobierno observamos nuevas estrategias encaminadas a garantizar la seguridad a los ciudadanos, pero las cifras y la percepción ciudadana, solo nos han demostrado fracasos continuos.

El ex Presidente Vicente Fox, implemento el programa “México Seguro”, que incluía acciones como modificación al Consejo Nacional de Seguridad para incorporar a procuradores y secretarios de seguridad pública de los Estados, representantes de las autoridades municipales y de los ciudadanos, reuniones con los titulares de las entidades federativas para acordar medidas contundentes que hagan frente a la inseguridad, evaluación integral con controles de confianza, entre otros; en general el objetivo principal era generar una mayor coordinación entre todos los órdenes de gobierno. El resultado todos lo conocemos, la inseguridad en lugar de disminuir, aumento.

Al momento de tomar protesta el ex Presidente Felipe Calderón, se encuentra con un problema recrudecido en materia de seguridad, no queda otra más que tomar decisiones inmediatas, sin que para el parecer de este escribidor, fueran las correctas; anuncia una guerra directa contra el narcotráfico, siendo el Operativo Conjunto Michoacán la punta de lanza de la estrategia de seguridad de su gobierno: desplegar efectivos militares para combatir a los cárteles del narcotráfico. Durante el sexenio de Felipe Calderón, la tasa de homicidios dolosos en México llegó a 17.7 casos por cada 100 mil habitantes, casi duplicando la registrada en el gobierno de su antecesor, Vicente Fox, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, y el cierre de su sexenio fue 121 mil 683 muertes violentas.

Las cosas no eran fáciles para quien asumiera la presidencia, el periodo de gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto, tampoco fueron mieles sobre hojuelas; dentro de las acciones relevantes fue pasar las acciones de la seguridad pública a la Secretaría de Gobernación, tomando el control del Sistema Nacional de Seguridad Pública, creándose nuevas leyes para el fortalecimiento de la seguridad, dentro de ellos el mando único, que se buscaba desde el gobierno de Calderón. Finalmente de acuerdo a cifras oficiales, en el gobierno de Peña Nieto hubo más muertes violentas que en el de Calderón; registrándose 150 mil 992 muertes violentas en el sexenio de Peña Nieto, es decir, 29 mil 957 más muertos.

Nos encontramos en los primeros meses del Presidente Andrés Manuel López Obrador, y realmente solo alguien que no quiere a su país o tenga intereses mezquinos, puede desearle que le vaya mal; pero nuevamente las cosas no van bien en materia de seguridad, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública, en los primeros tres meses de gobierno, llego a 8 mil 524, por lo que de mantenerse ese promedio 2019 será el año más sangriento de México en la historia moderna.

El pasado fin de semana asesinaron de manera sangrienta en una fiesta a 13 personas en el municipio de Minatitlán, hecho lamentable en un Estado de derecho, que tiene por obligación garantizar la seguridad a sus gobernados.

Como representante popular me ocupa y me preocupa esta circunstancia tan lamentable de país, porque las estrategias de seguridad nos muestran resultados negativos, que no han mejorado nuestro entorno. Las Cámaras de Diputados y Senadores Federales acaban de aprobar la creación de la Guarda Nacional de Seguridad, institución nueva que busca acabar con la inseguridad de país, propuesta construida por el Presidente de la República y todas las fuerzas políticas de nuestro país.

Esta institución forma para de una nueva estrategia en materia de seguridad, que en mi caso particular, espero de los resultados que tanto anhelamos los mexicanos, pero con un punto de vista crítico, pienso que debemos replantearnos ¿Qué se ha realizado mal todo este tiempo?, ¿Por qué no han funcionado las estrategias de seguridad?, ya que de acuerdo a las cifras oficiales, esto solo ha empeorado con el tiempo. De igual forma pienso que el desarrollo social y económico debe tener una focalización en materia de seguridad, y pensando de manera particular en Michoacán, el Gobierno Federal no debe por ningún motivo desaparecer la zona económica especial de Lázaro Cárdenas, que le brindará a una zona azotada por el crimen, una futuro distinto.

Como representante popular, pienso que es un error politizar los temas de seguridad, debemos ocuparnos en buscar soluciones, estas estrategias de seguridad han tenido un punto de encuentro fundamental, que es la coordinación, no solo entre niveles de gobierno, sino con la sociedad civil organizada y los ciudadanos de a pie, quizá el gran problema, es que no hemos tenido la capacidad de materializar esa coordinación, olvidando nuestras filias y fobias.

 El autor, es diputado local por el Partido Verde en Michoacán y Dirigente estatal de este Partido Político.

Comparte
Visto 328 veces

¡REGÍSTRATE AHORA!

y recibe gratis los artículos de nuestros especialistas.

  Mail is not sent.   Your email has been sent.
Usamos cookies para agilizar el sitio acepta para el buen funcionamiento Cookie policy. I accept cookies from this site.Agree