Miércoles, 10 Abril 2019 00:00

Ópticas Constructivas

Por: Rogelio Díaz Ortíz.

Parece que fue ayer y sin embargo transcurrieron 28 meses de intenso trabajo por los cuatro puntos cardinales de la geografía estatal en una tarea diferente a cualquiera de las realizadas a lo largo de mi vida laboral.

Mi llegada a la SSP proveniente de la generosa invitación realizada por el Licenciado Juan Bernardo Corona Martínez y respaldada por el Gobernador Silvano Aureoles Conejo me dio la oportunidad de fungir como enlace con el sector académico, empresarial, religioso y social de Michoacán.

Se me dio la responsabilidad de socializar y promover acciones de participación ciudadana y prevención del delito con la firme intención de contribuir a la reconstrucción del tejido social. De esta manera, siguiendo sus instrucciones generé acciones de vinculación efectiva entre la SSP y las Universidades, creando convenios institucionales de los que se derivaron becas para el personal de la Secretaria, llevando a cabo exitosos programas como “Haz corto con la corrupción”, el Festival de Cortometraje Universitario, ciclos de conferencias sobre temas de seguridad, Foros Universitarios, actividades deportivas, culturales y asistenciales.

Estuve muy cerca de las acciones emprendidas por el Arzobispado de Morelia, las Mesas de Seguridad y Justicia, así como con liderazgos empresariales y sociales. De manera especial diseñé actividades y realicé acciones dirigidas a la capacitación continua de los policías y el personal administrativo de la Secretaría en materia de desarrollo humano.

Atendí la visita a Michoacán de diplomáticos de Ecuador, Chile, Argentina, Colombia y de las diferentes representaciones de la ONU. Generé la presentación de obras editoriales, la realización de recitales y conciertos provocando la inclusión de todos sin distingo de siglas, colores o partidos políticos. Sin duda una experiencia enriquecedora, una posibilidad de estrechar lazos de amistad con viejos amigos e instituciones.

El apoyo recibido por los integrantes de la Fundación Génesis, por una larga lista de recipiendarios de los Premios Génesis, así como de incontables adherentes deseosos de participar en la construcción de un mejor Michoacán me lo llevo en el corazón. Temas y prioridades de orden personal me llevan a cerrar este ciclo laboral y lo hago con la satisfacción del deber cumplido, con total agradecimiento a Juan Bernardo Corona Martínez y al Gobernador Silvano Aureoles Conejo, a mis compañeros de trabajo quienes en todo momento me brindaron su apoyo para aprender, crecer profesionalmente y trascender, a mis amigos por estar siempre cerca, a mi familia por ser mis aliados incondicionales, motivación e inspiración, aunque ello haya significado no disfrutar de vacaciones o de mayor tiempo para convivir de sus propios logros y cotidianidad.

Cierro este ciclo laboral por mi voluntad, con la conciencia tranquila, llevándome gratos recuerdos y nuevos conocimientos, refrendando respeto por las instituciones, con “nuevos” afectos y con la esperanza de que a Michoacán le ira bien si participamos todos, si logramos construir acciones conjuntas, si hacemos de la unidad en la diversidad el paradigma que permita la inclusión de todas las voces.

Me voy, pero no me alejo, mi compromiso personal con Michoacán no concluye, solo que ahora será canalizado de otra manera. Con el futuro aún por definir intentaré disfrutar con intensidad del presente, me acercaré a mis amigos, fortaleceré mi salud, disfrutaré de mi familia, haré algunas visitas pendientes, concluiré un par de proyectos editoriales, seguiré atento y dispuesto a contribuir a que Morelia, Michoacán y México sean mejores.

*El autor es coach y conferenciante.

 

Comparte
Visto 288 veces

¡REGÍSTRATE AHORA!

y recibe gratis los artículos de nuestros especialistas.

  Mail is not sent.   Your email has been sent.
Usamos cookies para agilizar el sitio acepta para el buen funcionamiento Cookie policy. I accept cookies from this site.Agree